Ma del Carmen Pantoja Campa

Ma del Carmen Pantoja Campa
Maestra en Educación Por el ITESM

lunes, 24 de septiembre de 2007

*Marco pedagógico


Análisis crítico del marco pedagógico
de la enseñanza de la Biología en Educación Secundaria


Durante las vacaciones asistí a una conferencia en un hotel de Reforma en la que informaron del aprovechamiento de los alumnos hasta tercer grado y pude observar que los alumnos de estos niveles tienen un alto desempeño en las ciencias naturales, quizá eso se deba a que en su primera infancia el alumno entra en contacto con los animales y con las plantas a manera de juego, es decir algunas de sus salidas a paseo, cuando tiene la oportunidad, es al zoológico, al campo, a los venados acariciables, xochitla, bioparque Estrella, parque ixta.popo, etc. Pero después el alumno pierde su interés en los animales, dejan de parecerle curiosos o graciosos. Esto se debe en parte porque algunos profesores damos las clases como si los alumnos fueran a ser en un futuro científicos y exigimos que sepan todo al pie de la letra, lo que le quita la magia y lo divertido a las ciencias naturales, demasiado técnicas las vuelve aburridas y complicadas.

Las Ciencias Biológicas pertenecen a las Ciencias Fácticas, eso significa que en efecto hay conocimiento que debe aprenderse tal cual, pero el pedagogo debe de buscar la forma de que este conocimiento factual se vuelva actitudinal, tal es el caso de la ecología, donde el saber por si mismo no representa nada, ya que se necesita cambiar actitudes para que tal conocimiento sea realmente significativo. Es decir al igual que en todas las demás materias el profesor debe transmitir un conocimiento factual, procedimental y actitudinal para que la materia pueda tener significancía en el alumno. Si nosotros como profesores no encontramos la manera de que el alumno reconozca lo que vemos en el salón como algo útil en su vida cotidiana, no tendremos mayor eco, por desgracia nuestra memoria es selectiva y no gusta de guardar elementos que no representan nada, es nuestra labor como docentes el tener la capacidad de generar en el alumno interés por su hábitat y hacerle saber que es parte de un sistema, partiendo de la idea de que el mundo es una especie de gran engranaje y cuando un engrane cambia, por mínimo que sea este cambio, impacta a los demás niveles o engranes.

Así el maestro debe poseer competencias teórico-científicas que le permitan conocer y trasmitir las principales teorías biológicas, antecedentes históricos y estar al tanto de las nuevas teorías y descubrimientos en su campo. Las competencias metodologicas deberán apoyarnos para tener una metodología experimental y de análisis, en el que el uso del método científico nos ayude a comprobar hipótesis previas, el alumno aprende mejor si puede comprobar lo aprendido. Y por supuesto es importante tener competencias pedagógicas- didácticas para poder aterrizar en las jóvenes mentes todo ese conocimiento teórico, despertar a comprobarlo, darle utilidad y significancía.

Ma. Del Carmen Pantoja Campa

No hay comentarios: